sábado, 9 de febrero de 2008

La Casa




Nuestra casa queda casi en la esquina de Grange Av. con Wokinhgam Road (ver mapa). Es un flat de Segundo piso y está rebacán, la verdad. Cuando leíamos los avisos de one-bedroom flats en Internet se nos ocurría que la cosa era como un “depto de un ambiente” y pensábamos en el precio (todo entre £600 y £800; £1 = $ 1.000) y se nos hacía una úlcera nueva en el esófago. La realidad era otra, por suerte. Un buen living, su dormitorio con ropero y cómoda, una cocina amplia con mesita de diario, que le dicen, y un baño grande con ducha eléctrica, todas bien separadas unas de otras. No pasamos frío porque la calefacción calefacciona, la presión del agua es buena y tenemos ventanas en todas las habitaciones, de modo que tenemos buena ventilación y aprovechamos el sol durante casi todo lo que dura (hasta las cinco y algo en esta época).

Nuestra calle para adentro son mil quininietas casitas iguales habitadas, en general, por estudiantes de la U e inmigrantes. Harto carrete y harto ruido que, la verdad, no nos llega mucho porque estamos prácticamente en la esquina de Wokingham Road, que es la calle donde sucede la vida más pública del barrio.

Ahí ya estamos sobrados de cariño. Estamos a diez pasos del paradero de buses (la línea 17, unos double deckers bien bonitos. Hagan click aquí si les interesa verlos). Para un lado nos vamos a Palmer Park, un parque más bonito que ayudar a los pobres. Ahí hay un gimnasio y un estadio con velódromo, el Palmer Park Sport Stadium. Los fines de semana se llena de gringuitos jugando fútbol y entrenando en sus equipos de bicicleta. Harta familia, perritos, termos con té, poleras y cabros chicos de todos los colores. Durante la semana se puede pasear y ver los pajaritos que revolotean desde el parque a los techos de las casas más cuiqueins. También hay una biblioteca que de lejos parece una casita en el bosque. Ahí va la gente del barrio y muchos papás con sus críos chicos a leerles cuentos. Hay mucho escrito en hindustani y en urdu, aparte de una sección completa de películas "boliwoodenses".

Hacia el otro lado de Wokingham Road está el high street del barrio. Un par de cuadras de lavanderías, comida rápida, takeaways, off license para el trago y vario minimarkets. Todo atendido por inmigrantes, la mayoría asiáticos (chinos y pakistaníes, especialmente). Parecemos tontos en estos negocios, porque vamos como si fueran museos. Hay comida de Pakistán, India, Jamaica, China, India, Polonia. Claramente vamos a pasar un buen tiempo antes de echar de menos la shisha y la empaná. Hoy día mismo compramos un tarro de humus en un negocio donde venden unas samosas de pollo simplemente adictivas.

Este, por ejemplo, es el local de comida rápida de la esquina. El PFC parece una versión rasca del KFC y, al menos en principio, lo es. Uno puede comprar hamburguesas y papas fritas, pero el lugar tiene una gracia: vende comida hallal (onda musulmana). El mejor chicken curry de mi vida me lo comí ahí el finde pasado. Estilo Biriyani, decía. Bendito sea el estilo biriyani. Y me costó un tercio de lo que me han costado todos los demás (que no hayamos cocinado nosotros, claro).

En síntesis, estamos agradecidos. La casa es una buena casa y el barrio es piola. Y para haberla conseguido al segundo día de estar aquí, la verdad, está mejor que la de Heidi. La de las montañas, claro. Aunque la de Frankfurt estaba de pelos. Malagradecida.








2 comentarios:

  1. Hola Gabita, me he entretenido un montón leyendo el blog de los chungungos, ya me lo leí todo, y parece como si los estuviera viendo , muy ameno e interesante, y siento que están muy bien me alegro un monton besitos ,Tu Mami

    ResponderEliminar
  2. CHicos,

    Genial la casa, el lugar, los paisajes y hasta la purple turtle!
    Waiting para ahorrar money y pegar en la pera en Reading!
    Envy por el wiken con Sara y Kahl especialmente por el menu (o menus) que se comieron todos!!!
    Muchos cariños
    Carolina

    ResponderEliminar