sábado, 22 de marzo de 2008

La llegada de la primavera y Pascua

Hace un par de semanas que ya veía algunos árboles tipo ciruelo (que pensé que eran ciruelos hasta que me acerqué), unos magnolios y narcisos (acá Daffodils) floreciendo. Y empecé a frotarme las manos feliz de que llegaba la primavera y con eso muchas actividades que están entre mis top 10. Como andar en bicicleta por el canal y hacer pic-nics. Por lo que decidí celebrar la llegada de la primavera con tutti que además coincidía con el fin de semana largo de Pascua, que acá le lleva el lunes 24.
Muy ilusa. En el diario se reporta que tenemos el PEOR clima para Pascua en 45 años. Y eso se traduce en que cómo nunca antes en esta isla, hemos prendido la calefacción porque las temperaturas han estado entre los -2 y los 5 grados. Qué bonito. Cómo nunca antes desde que estamos acá, ha granizado y hemos tenido aguanieve (acá sleet, me encanta esta palabra, no lo que significa). El pronóstico del tiempo, anuncia "día borrascoso": Oh my God!. Lo peor es que uno de los mitos respecto a este país es que "Los pronósticos le achuntan"... LAS HUINCHAS... Así que para mañana, no sabemos...

En fin. Al mal tiempo, buena cara. Somos jóvenes y positivos. El Viernes Santo, acá Good Friday, sólo salimos al supermercado, mientras no llovía/no nevaba/no nos volábamos con el viento y armamos un panorama de "recogimiento" y preparamos hamburguesas, de pavo para mí. Hoy, sábado, a pesar del pronóstico fuimos al Carters Steam Fair, un mampato muy, muy, muy británico que ha utilizado los mismo juegos por años. O sea, que generaciones completas se han subido a los autitos chocadores y al barco pirata. La Feria se instaló en Prospect Park, al oeste de Reading. Fueron 40 minutos en bici y nos pilló el famoso sleet. Tengo que reconocer, que fue muy bonito andar en bici, forrada en impermeable, y ver esta lluvia blanca. Casi volvemos, pero una vez que paró no volvió más.

Y la Feria fue muy bonita. Estaba sobre el parque por lo que las zapatillas nos pesaban como 5 kilos de puro barro. Entramos a la pieza de los espejos, al Arcade (que tiene puros tragamonedas y flipers del año del níspero y que by the way era supervisado por un señor que sólo se tiraba peos) y probamos nuestra fuerza con el martillo. Muchos papás con sus niños y a medida que se acercaba la noche, puros lolos. Habían fuegos artificiales en la noche pero la verdad es que decidimos volver una vez que dejamos de sentir nuestro pies. Es que hacía demasiado frío. Pies y manos congelados. Era estrictamente necesario tomarnos un chocolate caliente y comernos una de las galletas más ricas que me he comido en la vida.

Regresamos sin haber visto los fuegos artificiales. A meter los pies en agua caliente, prender la calefacción y comernos otra hamburguesa.
Mañana es el día de los huevitos y tengo cuatro, dos para mí y dos para Daniel. Yo los quiero esconder pero Daniel no está ni ahí, no me infla. Acá el Viernes Santo no tiene mucho de "recogimiento". Todo está abierto y la música de la radio es como todos los días. Nada de lentos solamente. Pero sí celebran el domingo de Pascua y con todo. Acá la tradición no es sólo los huevitos (que se venden en todos los tamaños y colores en varios pasillos de supermercado), sino que también hay una torta de Pascua y un almuerzo familiar. Por lo que leí en el sitio de la BBC, es por "todo" lo que tuvieron que ayunar en cuaresma. Son muy pillos estos ingleses, porque nadie hace nada para cuaresma y nadie le da mucha bola al Viernes Santo, pero pucha que le ponen color al día de Resurrección.
Y así se nos va a acabar el fin de semana largo. Van a regresar los estudiantes al barrio y toda la gente de sus vacaciones. Ha estado todo pelado, por el clima y porque todos los estudiantes van a sus casas. Mucho silencio en el barrio, lo que es raro. Para nosotros, casi un fin de semana como cualquiera. Porque tenemos la suerte de elegir nuestros días libres y armarnos nuestros fin de semana laragos cuando se nos de la gana. Cuando mejore el tiempo, haremos nuestro pic-nic y nuestro paseo en bici. Y les contaremos.

3 comentarios:

  1. Hola Gaby.Sabes que escribes tan bien y entretenido que deberías pensar seriamente en escribir un libro con tu estadía en Inglaterra.Creo que tendrás material de sobra.
    Me alegro que estén bien
    Saludos a Daniel
    El tío

    ResponderEliminar
  2. Disfrutamos leyendo tu experiencia en el parque de diversiones, lamento lo del frìo pero la primavera ya llegara ¿Por que las fotos tienen ese tono azulado?, ¿tendrà que ver con que no le has achuntado al menù?

    ResponderEliminar
  3. Que maldad Daniel no dejarte esconder los huevitos, si es el espíritu de pascua...por acá se alucinó con las fotos de los juegos antiguos, me hicieron acordarme de Scooby Doo, jaja.
    Ojalá dejen de congelarse pronto. Acá abajo ya hace algo de frío, pero se agradece.

    Saludos!

    Carolina.

    ResponderEliminar