jueves, 13 de marzo de 2008

Mitos y Realidades del Reino Unido

Primero que nada, queremos agradecer los comentarios. A mí en lo personal me motiva a seguir escribiendo.

Para darle una pausa al tema de los banquetes, tónica de este blog so far aprovecho de aclarar "una suerte" de preguntas frecuentes de ustedes y ciertos mitos sobre los británicos y esta isla. Aquí va...

Siempre se comenta... que acá todo es caro
Y es verdad: los arriendos, el transporte, comer fuera/ir al cine y los impuesto son caros. Pero mientras más lo pensamos los servicios por los que pagamos impuestos son de primer nivel. Las ciclovías son a todo cachete y hay parques extensos y bien cuidados. Sin embargo, el mundo del bargain hace que muchas cosas se puedan obtener mucho más barato. O sea, las ofertas de las tiendas y los supermercados son de verdad y hay que aprovechar. Así que raya para la suma: más caro pero por ahí no más.

Se comenta... que acá no se puede fumar en ninguna parte
Cierto. En ninguna parte techada o cerrada. Se puede fumar en la calle, pero ningún brillo. Yo, que igual fumo (aunque cada vez menos por lo mismo) soy una fanática de esta ley. Por un lado, donde uno no ve gente fumando ni siente olor a pucho, no dan ganas de fumar. Por otro lado, cuando llega a la casa después del carrete, nada tiene olor a cigarro.

Se comenta... que los ingleses son fríos
Farrrso. Los ingleses son buenos para meter conversa, chistosos y siempre ofrecen ayuda. No hay que confundirse. No son buenos para hablar de ellos mismos pero sí son re buena gente y muy respetuosos. Acá nadie te mira feo por pasarle plata en monedas chicas o en billetes grandes; No te contestan de mala gana cuando no entiendes y pides que te repitan. Todos avanzan en las micros para que no se achoclone gente en la puerta.

Se comenta... donde llueve siempre, está acostumbrados a la lluvia
Farso, farso. Acá se tapan las canaletas, se inundan las casas, el tráfico se pone feo, la gente se pone idiota. Igual que en Chile. Eso sí: nadie falta a la pega o a clases por la lluvia.

Se comenta... en la cárcel de Reading estuvo preso Oscar Wilde
Es verdad. Pero no hay cárcel para visitar y sacarse la foto de rigor.

Para compartir... lo que se lleva...
Isla curagüilla:
Si uno es de esta isla, la única posibilidad que no estés curado un viernes a las 23:00 es porque estás tomando antibióticos o estás en rehabilitación. Leí "The Snapper" de Roddy Doyle y el personaje principal, Sharon, nunca deja de tomar mientras está embarazada. El libro se basa en los años 70, principio de los 80, calculo yo y me imagino que ahora no es tan así, pero las generaciones que pueden legalmente tomar fueron amamantados con leche con copete. Está en el código genético.
Inglés curagüilla y escandaloso: Acá no hay curados sentimentales, llorones o de los que se quedan piolitas. Acá los borrachos son gritones y cantantes. Nos cuesta entender qué los tiene tan reprimidos, pero si alguien se cura, canta y con escándalo. Generalmente son canciones como del estadio o de camaradería. Y uno, desafortunadamente, lo escucha cuando cierran el pub y la gente vuelve a sus casas.
Guata que fuma: Todavía no sé si es culturalmente aceptado, pero las mujeres no dejan de fumar cuando están esperando guaguas. Yo ponía caras al principio cuando veía a las embarazadas en plena calle con el pucho prendido, pero cuando me di cuenta que era más bien común, pensé que las caras me las iban a poner a mí. Se ve raro. Yo escuché en la radio que habían estudios que indicaban que hasta el quinto més no había daño al bebé y he sabido de doctores que autorizan hasta cuatro cigarros al día a mamis fumadoras. Pero nunca hay acuerdo, por lo que ante la duda abstente, ¿o no? Artículo relacionado
Isla paranoica: Con Daniel primero pensamos que en el futuro la población tendrá que ser gay, porque todos los papás tienen dos hijos hombres. Plop! En el parque se ven niños, no niñas jugando. Luego nos explicaron que a los papás les da susto sacar a las niñas a la calle porque hay mucho pervertido. ¿Hace 20 años, acaso no habían?
Isla hipertensa: Están muy preocupados de que la gente deje de fumar, pero a ningún inglés le dicen que deje de comer cochinadas. No es raro que la gente coma papas fritas todos los días y que crean que es sano, porque al fin y al cabo es verdura. Y hay una adicción por las cosas con azúcar. En la tele salía una madre preocupada porque su hija de cinco años tenía un problemas en las encías provocado por el azúcar y yo pensé "¿qué pretende si hay 2 pasillos en el super para galletas, dos para chocolates y 2 para queques?". Yo entiendo, soy adicta a las papas fritas y al chocolate, pero al menos sé que no es sano. Artículo relacionado
Isla sin complejos: la moda es la moda. Si la guata es grande pero si en el London Fashion Week reaparece el peto, el peto es más importante que la guata. Lo mismo con las pechugas, muchos años y muchos hijos no son excusa para esconder el escote.

Ahí se nos ocurrirán otras cosas...

Para conocer lo más contemporáneo del comportamiento británico se pueden ver y bajar programas de la bbc en www.bbc.co.uk/iplayer. Obvio que en inglés only. Los programas se dejan una semana en línea desde que son exhibidos.

2 comentarios:

  1. Debo declararme fanática del dato curioso y del relato costumbrista, y por ende, declaro que me encantó esta entrada. Eso de que la isla no tiene complejos es lejos lo máximo, todos siendo y usando y haciendo lo que quieran, definitivamente hay que irse para allá, es la mano.
    Saludos jovencillos, desde lejos.

    ResponderEliminar
  2. Me acabo de enterar de la existencia de este blog. Lamentablemente, muchos ya no revisamos el quenosepamitia@gmail.com (murió el 2007!!!), pero gracias a la ociosa de la carola (norambuena), que sigue revisando lo inrevisable, nos enteramos de esto. Habrá que avisarle al resto (porque esto esta imperdible!!)
    Quirian

    ResponderEliminar