miércoles, 2 de abril de 2008

El Ocio 01

Cuando estábamos en Chile, éramos buenos televidentes y consumidores de música. A la maleta, como buenos chilenos. Harto pirateo, cable gratis (nunca lo fueron a desconectar) y harto arriendo de películas. Gracias a nuestro sistema de no tener tele en la pieza, además, nos fuimos convirtiendo en telespectadores selectivos. Muy poco zapping. A las finales ya estábamos viendo películas con una proyectora, un subwoofer y listo: el manso ni que home-theater. Qué pantalla plana, alta definición y la cacha de la espada. El cine se ve bien proyectado en una pared o en un telón.


Cuando llegamos a Reading… uf! Ayúdenme a decir funado.


Te cobran impuesto por cada aparato capaz de recibir señales de televisión. Como doce lucas al mes. Sí, no es mucho, pero ya te va matando la pasión. La oferta de canales abiertos no es que digan qué bruuuto que tienen canales. La BBC ofrece como cuatro canales y paremos de contar. Es tele de bastante mejor calidad que en Chile, claro, pero sólo en la noche, durante el día es como tener a los Venegas y un montón de teleseries venezolanas una detrás de la otra.


¿La música? Sentimientos encontrados. Primera cosa, se acabó el pirateo. Nos habían contado que la gente miraba feo a los que bajaban música por Internet. Eso me lo podía bancar. Que un gringo te mire feo acá es algo que nos podría pasar por puro no ser rucios. Desgraciadamente, la ley también te mira feo. Ya hay casos de gente que han llevado a juicio por infringir las leyes de derecho de autor. Para ser más preciso, no te pueden decir nada por descargar obras copyrighteadas. Pero que te pillen compartiendo (subiendo) música, programas, películas o fotos con copyright. Hasta ahí no más llegaste. De hecho, si se lo piden los abogados como parte de una investigación judicial, tu proveedor de internet puede entregar datos específicos respecto de tus movimientos por Internet. De hecho pueden hasta cobrar por entregar esa información. Las multas van desde 500 a miles de libras y, si la cosa es muy escandalosa, cárcel. Cobarde como soy, eliminé mi kit de acceso libre al arte (Ares, Soulseek y E-Mule) y me quedé con la sensación de que nuestra vida iba a tomar un camino monástico, sin tele, sin música y sin películas.


Pero entonces apareció Internet y el primer mundo.


Primero, la música. Yo ya usaba en Chile Accuradio.com, pero ahora le damos con tutti. Montones de canales y subcanales de diferentes estilos. Últimamente, le hemos dado muy duro al canal A flock of eighties. Accuradio tiene la gracia de que le puedes decir a tu radio qué artistas de la parrilla no quieres escuchar, de modo que puedes pasar un buen rato escuchando solo música que a uno le gusta.


Pero si de radio personalizada se trata, mi nueva obsesión es Jango.com. Te armas tus propias estaciones de radio. Cada estación empieza seleccionando una canción. Jango te empieza a ofrecer artistas de lo que cacha como de la misma onda de lo que escogiste. Uno los va agregando. Por cada canción que pasa, uno tiene la opción de borrarla de su estación (carita triste), pedirle que la toque en el futuro (carita neutra) o que la toquen bien seguido (carita feliz). Yo me he ido construyendo una radio de soul, otra de rock, otra de pop y otra de roots. Pero eso no es todo, señor. Por la misma módica suma de cero penique, Jango permite compartir canciones con amigos, enviando los links por correo. Además permite hacer lo mismo que en Facebook o MySpace: subir fotos, postear comentarios. La diferencia, obviamente, es que, en el caso de Jango contactarse tiene sentido más allá de perder el tiempo con encuestas, juegos y causas que no me canso de ignorar. Si además te gusta lo de la ciberamistad, uno puede sintonizar las radios de los demás usuarios, agregarles artistas o canciones que uno crea que puedan gustarle según el perfil de su estación y así comenzar una sana amistad alrededor de la música. Qué más bonito ¿No? Por último, mientras escuchas música, puedes ir haciendo clic en un artista y Jango te muestra qué canciones están disponibles, los videos que andan en la web (la mayoría de Youtube), una ficha con la biografía del artista o grupo, links a los artistas y grupos inspiradores y seguidores y, lo mejor, otros grupos y artistas que les gustan a los fans del que estás viendo. Si te gusta la música, puedes pasar horas personalizando tus estaciones. Resultado: horas interminables de música que a uno le gusta, más información. Totalmente legal. Totalmente gratis.


La tele. Já.


Seguimos los documentales y las series de la BBC en línea. está todo disponible por un lapso determinado (un par de semanas, por ejemplo). Si estás en UK se pueden hasta descargar los distintos shows. Resultado: estamos viendo los programas que queremos y a la hora que queremos. Si quieren practicar su inglés a nivel avanzado, vayan a www.bbc.co.uk y pónganse a prueba. Nosotros estamos siguiendo la segunda temporada de Gavin and Stacey (muy bonita y chistosa) y de vez en cuándo un buen reportaje-documental, que para eso los gringos son secos. El último era de una vieja que se dedica a demostrar mitos y realidades sobre controversias probándolas por sí misma. En este episodio, se dedicaba a ver qué tanto con la marihuana. Y se pone ella misma a fumar y a probar sus efectos. A la Gabi le gustó, yo lo encontré una soberana tontera. Pero estaba entretenido igual.


Para otro tipo de televisión, es cosa de ir a www.tvgratis.tv o a www.free-internet-tv.cz/es/online-tv.html, por ejemplo. La oferta es enorme. En un par de años, a medida que mejore la calidad de la imagen: no más cable, señores.


Finalmente, las películas. Nuestra debilidad.


Acabamos de ver Punchline, una joyita ochentena con Sally Field y Tom Hanks, muuuucho antes de verlos juntos en Forrest Gump. Nos llegó por correo. Pagamos quince lucas al mes. Tenemos una lista que va por las 50 películas y series a estas alturas, ordenadas por prioridad. Nos mandan dos por correo (el servicio postal llega a dar miedo lo bueno que es). Las vemos cuando queramos, no hay cobros por atrasos. Las devolvemos en el mismo sobre en que nos las enviaron (un portento del diseño el sobrecito. Si se abre correctamente, queda listo para volver a ser cerrado con los DVDs. ya vistos). Ellos los reciben y nos mandan los siguientes dos discos de nuestra lista. La cantidad de películas que ofrecen es enorme. El paraíso de un adicto al celuloide. El paraíso se llama lovefilm.com. Ya escribí un par de reseñas para dos de mis favoritos de la vida: Die Hard y The Exorcist 3.


Y así es como ahora disfrutamos de música, tele y cine. Legal y barato.


Muchas gracias, hora de descansar y recobrar fuerzas. Después de la pega nos toca despacharnos un par de capítulos de House Md.


No hay caso, las computadoras la llevan.




6 comentarios:

  1. solidarizo 100% con lo de cansarse de ignorar aplicaciones en facebook... asi que estoy cortando por lo sano y las estoy bloqueando en vez de ignorarlas... si hasta Andy Clark manda huevadas como "soy un vampiro jedi y te mordí LOL"

    Lo de la reunión, estoy a medias esperanzado y a medias desesperado. Sigo convencido en que la unica forma de empezar a arreglar el despelote que tenemos es con reuniones periódicas, pero no se si están las voluntades y los tiempos para concretar eso. Cuando fijemos fecha te aviso para que te pegues la trasnochada con el skype.

    Saludos desde la facultad donde tanto se sufre xD

    R.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que me cada vez que leo algo de más de nueve lineas me cansó y skaneo, pero la información que mandas esta buenisisima. Voy a dedicarme a revisar los links que mandas... Es como tener a un corresponsal que te va informando de lo que va pasando en Europa...
    A todo esto, sabes que programa están haciendo Ant and Dec ahora?, otra pregunta na k ver.. como se llama esa salsa amarilla para postres que es tan popular po allá?... me preguntaron el otro dia y no me acordaba.
    yapues, cuidate y nos tamos viendo.
    saludos,

    ResponderEliminar
  3. Oh!....por fin los pillo, y por fin tengo tiempo de escribirles. Como esta querido profesors?? Oye, de verdad los link que acabas de publicar son para mi como descubrir que hay vida en el asteroide del principito...MUY WENAS!!!

    Bueno, espero que esten bien Gaby y tu y espero saber noticias tuyas.

    Se me cuidan, chau.


    Nabalón, C.

    ResponderEliminar
  4. Cosa que es imposible aburrirse allá arriba teniendo interné.

    Sin novedades por este frente, solo se les recuerda con cariño al leer la palabra "curry", o al pasar por el tercer piso y ver la aclamada oficina.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. vale por los links. algo que hacer en la red, además de ver fotos de monas piluchas y ver videos repetidos en yuotube.

    saludox

    ResponderEliminar
  6. Links absolutamente útiles. Los probaré en Bélgica. ¿Les tinca juntarse por allá?
    Saludos dsd Santiasco. Angie

    ResponderEliminar