domingo, 20 de abril de 2008

¿Ingleses de Sudamérica?

Me mantengo informada de lo que pasa en Chilito a través de http://www.latercera.cl/ y http://www.lun.com/. Mi sección favorita en LUN es las cartas al director, porque ahí me informo de lo que realmente preocupa a las personas, abusos que ocurren día a día a la gente cómo uno. De la misma forma, acá soy una fiel seguidora del programa de la BBC2 a la hora de almuerzo en que todos llaman para opinar y leo el Daily Mail porque los lectores agregan comentarios a las noticias. Es la mejor forma de saber qué piensa la gente.

Hace varias semanas varias lectoras de LUN se quejaban del aumento del precio de los anticonceptivos; que pagaban $9.000 y en un par de meses terminaban pagando $16.000 por el mismo producto en las farmacias. Las mismas tuvieron que Explicar publicamente que esto se debía a que se habían acabado las promociones con la famosa “guerra de precios” y por eso habían vuelto a los precios "normales". Qué bonito: el cuidado de la salud controlado por los negocios. Hoy leo en http://www.latercera.com/ que el tribunal constitucional prohibió la distribución de la "píldora del día después" en consultorios y farmacias porque “primó el principio provida”, según un diputado UDI.

Respecto a estos dos hechos, creo interesante presentar el caso de Inglaterra. Los chilenos, tan orgullosos de estar en vías de desarrollo y de jactarse de ser los “ingleses de Sudamérica” se sorprenderán en saber qué es lo que pasa de verdad en el país al que les gustaría tanto parecerse.

Inglaterra 1 – Chile 0

En Chile, yo pagaba $14.000 por los anticonceptivos cuando no estaban en “promoción”. Gracias al seguro de la oficina donde trabajaba, ellos pagaban la mitad (trabajaba en una institución británica). Eran bastante caros (si se comparan con los del Laboratorio Chile), pero eran para evitar el acné que empecé a tener como a las 18.
Acá los anticonceptivos son gratuitos.

Al llegar acá, me inscribí en el consultorio de la universidad y me invitaron a una cita con la enfermera que me preguntó si quería tener hijos o si no, si quería ayuda para no tenerlos. Yo le dije que los hijos vendrían después y que ya tomaba pastillas anti-guagua. Me las cambió porque me dijo que las mías tenían índices de trombosis muy altos y que me podían dar otras que aún eran “amigables con la piel”. Me dio una receta para tres meses, que ya pasaron. Nos juntamos para ver si seguíamos con las mismas pastillas y me dio dos recetas para seis meses cada una. Normalmente todos los medicamentos con receta tienen el mismo valor, que lo pone el gobierno. Uno paga por receta, no por cada medicamento. Eso ya es conveniente, pero para las pastillas “anti-guagua” y para otros casos, el costo de la receta es $0. Más allá de los pesos más y los pesos menos, que se agradecen, lo interesante y destacable es el compromiso del gobierno con tener ciudadanos felices e informados que planifican sus familias respetando sus creencias y sus prioridades personales y profesionales. En el fondo ellos pagan para que yo no tenga hijos que después no pueda mantener o que no les pueda dar el tiempo.

Inglaterra 2 – Chile 0
Un chileno más conservador sacaría en cara que acá la familia no es una prioridad y por eso hay tanta subvención a los sistemas de anticoncepción, pero ¿Qué pasa con los hijos que sí quiero tener y darles amor y que no les falte nada? Bueno, en este país, tener estos hijos también tiene un costo $0. ¿Qué mejor incentivo? El gobierno y los impuestos pagarán para que tenga hijos en el hospital y que incluso me paguen el taxi a la casa. Y no sólo eso, una matrona te visita periódicamente hasta que el bebé tiene 2, 3 meses o más, dependiendo de tus necesidades como madre o del bebé.

Inglaterra 3 – Chile 0

¿Y qué pasa con la "pastilla del día después"? Lo primero que se me viene a la cabeza para compartir con ustedes, es que acá no se promueve, como en Chile, como una pastilla para facilitar la promiscuidad. A mí me da la sensación que en Chile se promueve para mujeres abusadas o para cabras tontorronas "más fáciles que la tabla del uno", como diría mi mamá. Acá es distinto. La promoción de la pastilla incluye a las parejas y matrimonios que tuvieron sexo sin protección o que se les rompió el preservativo cuando no tienen planes de tener familia. Aparte de las mujeres violadas y las que bajo drogas o alcohol terminan teniendo sexo sin protección. No hay que ser hipócritas tampoco. Pero es una visión totalmente distinta. Y está de más decir que acá y en Europa no es considerada abortiva, porque no lo es. Y hay avisos en la micro, el metro y en los diarios. En los consultorios te lo entregan gratis y en la farmacia se adquiere como producto sin receta por $20.000.

Acá son varias cosas las destacables de un país desarrollado, considerando que, por una parte, acá coexisten muchas creencias y religiones, siendo algunas de ellas bastantes dogmáticas en cuanto a la procreación (72% son cristianos y el 3% musulmán, según wikipedia) y por otra que es un país “pro vida”, donde el aborto es ilegal, al igual que en Chile.

Primero, que la pildora de emergencia esté disponible en consultorios y en farmacias no es escandaloso. Eso es porque acá no existe la cultura del adoctrinamiento, sino que la cultura de la información y la tolerancia. El Gobierno no puede decidir por ti y hacer una ley para limitarte las opciones, sino que te va a formar como ciudadano informado y responsable. Y, por sobretodo, existe un respeto tremendo por las creencias de cada ciudadano. El Gobierno no va a decidir las políticas basándose en principios religiosos. Eso es, simplemente un acto de discriminación.

Segundo, acá no se tapa el sol con un dedo. La vida sexual existe dentro y fuera del matrimonio, en la vida de adolescentes, en adultos y en la tercera edad; los preservativos se rompen, y los hijos no deseados existen y no son buenos para las familias ni para el desarrollo de la sociedad.

No quiero decir que todo sea perfecto. No quiero decir que acá no exista embarazo adolescente ni hijos no deseados. Todo lo contrario. Las cosas pasan igual, aquí y en la quebrada del ají, y no va a dejar de pasar. Pero nadie puede decir que nadie le advirtió y que no pudo evitarlo…

Creo que lo que ha pasado en Chile es vergonzoso y nos impedirá avanzar hacia el desarrollo, si es eso lo que queremos. Y no tiene que ver con la sexualidad de los chilenos y menos con una pastilla. Tiene que ver con una cultura condescendiente cuyas leyes pretenden adoctrinar al ciudadano y decirle lo que está bien y lo que está mal. Y tiene que ver con no respetar las opciones, creencias y opiniones de las personas. Y eso se llama discriminación. Y tiene que ver con creer que porque no hay pastilla las mujeres no serán violadas. Y eso se llama ingenuidad.

5 comentarios:

  1. Me encantó. Me encantó lo que escribiste, me encantó que pienses asi, y las fotos tb me encantaron, y mas me encantó que allá sean como son, y las mujeres no estemos solas apañando, gastando plata que no tenemos para cuidarnos, y con el estado cual avestruz con la cabeza metida la tierra.

    saludos a Daniel, y sigue asi Gaby!

    ResponderEliminar
  2. pues sí, vivimos en un país que siempre va hacia atrás, a la peor aprte del pasado transformado en progreso.
    el otro día hubo marchas, gente protestando y gente a favor del fallo. colegios católicos sacando a sus chicos bien a la calle y jóvenes de derecho abogando por la voz de los que "todavía no nacen", a favor de la vida (claro, la buena vida de los de 500 lukas per cápita). todo daba vueltas sobre debates que no salvaban a nadie.

    ahhhh, dan ganas de tirarlos al río y después seguirlos.

    cuídense y sigan tomado pildoritas. ya vendrán los días de traer más gente.

    chau

    ResponderEliminar
  3. Se me hace muy interesante las cosas que comentas aquí. Ahora veía precisamente un mapa de Google que mostraba con colores la situación legal del aborto en el mundo, y salía que Chile y otro país eran los únicos que lo penalizaban en toda circunstancia, lo cual se me hace una legislación tremendamente retrógada. No soy partidaria del aborto, pero creo que al menos debieran darle la opción a las mujeres violadas o que corran riesgo vital, el hacércelo. Y anoche estaba viendo el programa Tolerancia Cero donde entrevistaban al Dr. Croxato, uno de los expertos en el tema de la pastilla del día después, y decía que en todos su estudios se ha concluido que NO ES ABORTIVA. Una vez que se ha anidado el huevito (no me acuerdo como se llama la identidad biológica) la píldora ya no hace efecto. Y aquello que se anida (dígamos de nuevo huevito) es una entidad de 200 células, de las cuales, 180 se cnvertirán en placenta y sólo 20, formarán al nuevo ser. Da para pensar en como la gente de derecha se cierra en aceptar una lesgislación el "protección" de una cosa (porque pienso que eso no siquera es un ser) de apenas 20 células. Si hablamso de eso, entonces también para ellos sería asesinato cuando me corto el pelo, porque mi de pelo podrían replicar mi ADN y sacar una nueva yo, no?

    Pero tampoco hay que ser tan pesimistas.He conocido varios ingleses en mi vida, y uno de ellos destacaba lo "inteligentes" que le parecen los chilenos, en comparación con sus compatriotas. Me comentaba de lo estúpida que es el inglés promedio (me los describái como panzones bebedores de cerveza que ven fútbol, tipo Homero Simpson) y que le daba verguenza cómo en su país podía tener tanta cobertura mediática cosas de la farandula y de lo estúpido de la prensa amarillista allá.

    En todas partes se cuecen habas.

    Yo igual me siento orgullosa de ser chilena, y creo que es cosa de echar pa adelante nomás, y de ir mejorando cada día. Ningún lugar es perfecto.

    ResponderEliminar
  4. los ingleses andaban en barco conquistando tierras y aqui en chile..recien nos estabamos bajando de los arboles..
    Como puedes comparar un pais con PIB 3 veces mas que Chile...
    Ademas creo que la cita del medico te la dieron por ser inmigrante.."osea estas en el grupo de riezgo social"
    Chile es lo que es...estamos a años luz de llegar a ser como los ingleses...

    ResponderEliminar
  5. Nah.
    Puras premisas falsas:
    - La idea de que los ingleses han sido siempre culturalmente superiores es falsa. En Chile nadie se estaba bajando de los árboles. Lo que le faltó a los indios fueron armas, no cultura.
    - La diferencia a la que se refiere la Gabi no se explica por el PIB sino por la ideología que impera en la comunidad: acá entienden que la píldora del día después no es abortiva y que la salud es un derecho que no se puede dejar en manos del mercado. Adoptar el primer principipo no cuesta un peso y, para el segundo, se requiere de que decidamos cobrar los impuestos que corresponden a los que corresponden.
    - La Gabi es una usuaria más del sistema. No está en ninguna lista de riesgo social porque esas listas no existen. Todos acceden al sistema público en igualdad de condiciones, como si fueran seres humanos con los mismos derechos a una salud de calidad. Miren la idea pa´hippie.
    - Chile es lo que es, que es muy diferente a lo que era hace 5, 10, 20 y 40 años. Y la distancia con los paises desarrollados resulta cada vez más fácil de remontar. Irlanda y la India, por ejemplo, con PIBs incialmente menores incluso, pasaron del tercer al primer mundo en una década.
    - Lo que sí es tercermundista es pregonar que la raza es mala, que las distancias son irremontables y que no tenemos vuelta. eso es más bien una excusa para no hacer nada por mejorar las cosas ni promover las buenas ideas.

    ResponderEliminar