sábado, 7 de noviembre de 2009

Actualización (no tan) rápida - Parte 01

Jugando de Local

Bien flojos hemos estado en relación al blog. En realidad bien flojos con el blog no quiere decir que flojos en general sino que muy ocupados en muchos otros aspectos. Es lógico que mientras más tiempo uno lleva viviendo en un país foráneo uno se acomoda más y más hasta que uno se siente totalmente instalado. Como si siempre hubiésemos vivido acá. Mi mamá, debido a mi desconexión cada vez más frecuente, me decía que le daba miedo que nos acostumbráramos mucho porque después no íbamos a querer volver.

Pero una cosa es sentirse instalado, cómodo, jugando de local, otra cosa es sentir que esta es tu casa. Esto no es “home”. Bueno, Daniel es “home”, es mi familia y mi mejor amigo en este hemisferio y siento que estamos “home” cuando dormimos siesta el fin de semana o cuando nos quedamos conversando hasta tarde o cuando somos anfitriones y tenemos amigos invitados a comer y preparamos la jornada (ahí “home” se acaba cuando llegan los invitados y hay que hablar en inglés). Quizás, fuera de eso, lo que he sentido más “home” son los fines de semana con mi amiga Sarah. Pasar domingos viendo tele o películas comiendo algo rico y almorzando, ojalá, a las dos de la tarde como le gusta a ella. Y Daniel se va conmigo de vuelta. Sarah es Chilena pero de acá. Lo único que me partirá el alma cuando tenga que volver definitivamente será no tener a Sarah tan cerca y es lo único, de verdad, que a veces me hace querer quedarme acá más tiempo. La leche fresca, la salud gratis, buses y trenes a la hora, la facilidad de viajar por Europa, amazon.co.uk, los libros baratos y accesibles y hasta leyes laborales dignas son cosas de las que puedo prescindir, pero no de mi amiga Sarah.
Home

Y bueno, también a medida que uno se asienta empieza a conocer gente y a hacer amigos. También la vida en Reading nos tiene con una activa vida social, sobre todo en verano en que todos parecieran tener más energías ( Y con razón, ya en octubre todos nos queremos ir a la cama a las 8 de la tarde). Así que celebrando cumpleaños o aprovechando promociones de restaurantes para organizar algo o simplemente con ganas de hacer algo nos juntamos o con Emma, o con Lynda o con Jane o con Joan a tomar café o a comer. Con nuestra queridísima amiga Emma, que es muy inglesa pero le encanta todo lo japonés nos juntamos a hacer sushi o a tomar café y soñamos en hacer un curso de barista para preparar nuestros propios capuchinos y hacer figuras con la espuma de la leche. A Emmita la extrañaré mucho, pero sé que me tendrá que visitar en Chile aunque sufra de shock cultural.

Con Emma celebrando su cumpleaños en restaurant latino

Y se nos empieza a acabar otro año, otro año que voló. Comenzó la primavera, el verano y ahora el otoño, y casi nada documentado en el blog. Así que la actualización a continuación.
En términos de trabajo, yo al igual que el año pasado trabajé en el verano organizando actividades sociales para los alumnos extranjeros, un baño de distintas culturas y un baño cultural para mí también visitando distintos lugares en el RU con mis alumnos. Este año, a diferencia del año pasado trabajé más meses, más horas, con más alumnos, con más responsabilidades y por la misma plata. Yo puedo ser muy lesa para negociar, es verdad y me arrepiento mucho. En definitiva, el verano se sintió largo y agotador, cansada de tener que sentirme animadora de team Cristal (bien tapadita, eso sí) cuando en realidad quería quedarme en mi casa leyendo un libro o viendo tele. Nada en contra de los alumnos (la mayoría era bien nice) pero ahora entiendo por qué a las chicas del team les pagan tan bien (no sólo por la facha). Tuve que jugar bádminton, básquetbol, bailar salsa, ir a ver un partido de fútbol fome, meter conversa, tratar que los tímidos hicieran amigos, retar a los que llegaban tarde al bus al final de los viajes. Not fun a pesar que mientras hacía la pega no era tan terrible.
Con alumna en paseo a Basildon Park

Y Daniel también trabaja harto, en lo suyo eso sí, en su PhD. Ahora el perla tiene una oficina en la U. Así que trabaja en la casa o en la Universidad, a veces nos vamos juntos a la pega y es tan romántico. Incluso a veces nos podemos juntar a almorzar. Más romántico aún. Y tiene mucho que hacer, es increíble que un PhD sí tiene demasiada lectura pero mucho trabajo administrativo también. Así que avanza, lento pero seguro, porque es muy meticuloso y perfeccionista.

Continúe leyendo la parte 02 sobre Viajes y Visitas

No hay comentarios:

Publicar un comentario