jueves, 12 de noviembre de 2009

Running

Nuestra primera medalla
Trato de acordarme cuando comenzamos a correr y cuando empezamos a tomarlo en serio. Debe haber empezado casi apenas llegamos a UK. Ver los parques enormes tan cerca de la casa o en la universidad hace que te piquen los pies aunque nunca hayas corrido en tu vida. Quizás Palmer Park, el parque que tenemos a pasos de la casa fue el primer motivador. Otro motivador para mí fue que por mis malestares lumbares los doctores y kinesiólogos me dijeron que nunca podría correr como deporte en mi vida. Nice. Pero me convencí que no tenía nada en la espalda y comencé a correr, sin dolencias, sólo aquellas que vienen con correr.

La primera vez que corrí fueron 5 minutos en el parque, luego 10 que era una vuelta entera de 1.7 kms. Un año después corríamos hasta 90 minutos que son como 13 kilómetros. Cuando corrí 5 minutos en el parque sentí que era lo máximo, y leo, ahora, que lo máximo que he corrido son 90 minutos y pienso que es poco. En fin, poco a poco corriendo más tiempo y más rápido y cada vez con más certeza de que mucho más es posible. Que una maratón, por ejemplo, no es una idea tan lejana.

Correr, en el parque o en la trotadora, es una actividad totalmente zen. Quedas con la mente en blanco y solo escuchas tu respiración o concentrarte en el ritmo y las canciones de tu playlist. También ayuda a reflexionar y en mi caso, planificar y hacer listas. Cuando terminas de correr te sientes feliz, tranquilo de haber logrado algo y el cansancio es solo temporal. De alguna forma, correr te da muchas energías de las que gastas. Al principio reconozco que me aburría bastante después de un rato corriendo porque se me acababan las cosas para pensar y se hacía tedioso. A veces pasa, pero luego uno simplemente entra en trance. Es una actividad contemplativa hacia adentro y hacia afuera (sobre todo si sales a correr outdoors).

Y obviamente tiene sus ventajas físicas. Te da energía, como ya dije, te fortalece varias partes del cuerpo y rápidamente te vez más apretado/a y “fit” y la celulitis desaparece. Para los amantes de la buena vida como nosotros tiene la gran ventaja de que puedes comer más y no preocuparte de las calorías.

London 10K

Empezamos a entrenar propiamente tal cuando nuestra amiga Lynda que corre desde hace años, nos invitó a correr los 10K de Londres en julio pasado. Ahí 10K sonaba a algo imposible. Lynda nos mandó un programa de entrenamiento y lo cumplimos al pie de la letra con algunas excepciones. Fueron 10 semanas de preparación, con entrenamiento 4 veces por semana. A veces incluso lo tuvimos que entrenar post carrete (y demostró que sí es posible). Donde más guateamos fue al final porque nos dimos cuenta que estábamos más que listos y ya en la semana 5 de entrenamiento estábamos corriendo 13 kms.
Con Lynda, quizás la culpable de todo esto

El día de la carrera fue bastante anecdótico. Yo llevé hasta cámara porque según yo era una actividad muy turística porque uno pasaba por las máximas atracciones Londinenses. El problema de una carrera con tantas personas es que hay mucho riesgo de que la organización falle y eso fue lo que pasó. Llegar al lugar y dejar nuestras cosas fue fácil. Nos llegó por correo toda la información y una polerita unas semanas antes, incluyendo el chip para tomarte el tiempo. Pero de ahí todo mal, una despertada a las 6 de la mañana, una cola para el baño (imposible no ir al baño si uno se está hidratando) de media hora, un baño en un estado deplorable (no details), luego una cola de 40 minutos para empezar la carrera. Con decir que el ganador llegó a la meta antes que nosotros siquiera empezáramos a correr, aún en la cola de partida. Luego durante la carrera unas personas se quejaron que se había acabado el agua.

La abultada partida (más arriba) y llegando al Big Ben

Pero yo disfruté mucho cada momento (menos mis 2 minutos dentro del baño químico), estaba extasiada de la experiencia y sentía que era un gran logro aún antes de la carrera. Luego en la carrera misma, disfrutaba el paisaje, mirar a la gente saludar, mirar a la gente que corre por una causa y a veces usa disfraces. Incluso me emocioné un par de veces al percatarme que había gente trotando en honor a una guagüita que murió chiquitita o en honor al papá que murió de cáncer. Y al fin llegar a la meta (en segundos menos que 1 hora).
La meta

Pero Daniel no le encontró ningún brillo. Y no creo que vuelva a correr en carrera. Yo creo que lo volveré a hacer y quizás en algún momento haga una media maratón. No creo que una entera, porque no le encuentro mucho brillo, pero una media maratón suena a un desafío decente, pero con 10 kms me siento muy cómoda.

El “Gear”
Correr es una mezcla entre ejercicio y hobby. Y si uno quiere aprender más, la información disponible es extensa. Descubrimos una revista que se llama Runner’s World y son 100 páginas mensuales sólo respecto a correr. Ejercicios de calentamiento, elongación, entrevistas a corredores anónimos y otros no tanto, ideas para motivarse, reportajes sobre equipamiento (zapatillas, anteojos, qué se yo) y carreras, ideas para cocinar, información para bajar de peso, tonificar y un listado de TODAS las carreras que hay en el mes (y son páginas). ¡¡¡Uf!!! Es una revista que uno se demora un mes en leer, justo cuando sale la otra. Y hay mucha, mucha más información en la web.

Y así uno aprende a elegir zapatillas, a entrenar más eficientemente, controlar tu ritmo cardíaco y descubres productos que se empiezan a hacer necesarios, como un reloj para entrenar o poleras que absorben la transpiración.

Con tanta información, uno se entera de tiendas especializadas que te hacen trotar para ver como corres y eligen zapatillas a tu medida. Y hasta el más mínimo detalle de tu equipamiento tiene su razón de ser, por ejemplo, no cualquier calcetín te sirve para correr.

Yo he invertido en zapatillas y en poleras y pantalones absorbentes con bolsillos. Daniel se ha comprado un reloj para entrenar que le mide las pulsaciones, la distancia, la velocidad, el gasto calórico, etc. Yo he invertido en amazon.co.uk comprando música para mi playlist, que es fundamental.

Mis Top 5
Según yo, esto debe estar en mi playlist:

1. Rock and Roll High School – Ramones
2. Pump it – Plack Eyed Peas
3. Mr Brightside – The Killers
4. Grip Like a Vice – The Go! Team
5. Never Miss a Beat - Kaiser Chiefs

Correr es una actividad muy individual y cada corredor la vive y la aprovecha de manera distinta. Así que esta notiita al pie es sólo para que sepan que esta es mi experiencia y la de Daniel puede ser distinta, partiendo por el playlist.

No hay comentarios:

Publicar un comentario