viernes, 21 de enero de 2011

Leyes anti-tabaco

image Me entero por los medios que en Chile la comisión de Salud del Congreso intenta prohibir el consumo de  cigarrillos en lugares públicos cerrados. La asociación nacional de empresarios nocturnos (ANETUR) declara que atenta contra la libertad de personas adultas, que se rige por idiosincrasias europeas y no las nuestras y que traerá consecuencias económicas.

A ver. Creo que ANETUR está mal. Que una ley de prohibición de fumar como se propone es el camino correcto. Y ahora explicaré por qué.

La ley actual, de poder fumar en lugares cerrados, atenta contra la libertad de las personas, de aquellas que no fuman. Como lo presenta ANETUR, entiendo que “no fumar está mal y fumar está bien”, que el que fuma, actualmente, tiene más libertad que el que no fuma. Hoy en día uno puede sacar un cigarro si quieres, estás en tu derecho, pero si el que no fuma no quiere sentir el humo del cigarro, cagó. Y ¿dónde está su derecho?

Están asumiendo que los clientes se van a ir porque todos fuman, Y eso no es así. No todos fuman. ¿no han pensado que ganarán clientes nuevos que antes no iban a estos lugares porque les molestaba el humo o tenían problemas respiratorios?

Todos hablan de los clientes, de sus derechos y de sus libertades, pero ¿qué pasa con los trabajadores de estos locales nocturnos? Ellos están expuestos al humo del cigarro sin opción. Para las mineras, las construcciones, incluso en oficinas hay programas de prevención de riesgos: los mineros y maestros usan mascarillas y cascos, los oficinistas usan sillas ergonométricas, pero el barman de una disco ¿acaso no está expuesto a los riesgos? Se hace vista gorda. Se asume, al no considerarlos en la actual ley, que no hay riesgo. La nueva propuesta no es antojadiza ni aguafiestas sino que responde a los riesgos relacionados con el consumo de cigarros y al humo de segunda mano, el fumador pasivo: desde tos, enfisemas a cáncer al pulmón o la garganta.

Es por eso que no hay que ser miope. Acá hay un bien mayor: la salud de las personas, los chilenos, nuestra comunidad, nuestra familia. No estamos pensando en si los pubs o discoteques les va a ir peor o mejor. Estamos pensando en algo bastante más preciado que el dinero, la salud, la calidad de vida. Si queremos hablar de plata y nos interesa saber cómo se utilizan nuestros impuestos, seguramente no queremos que se vaya la plata en costear enfermedades respiratorias y relacionadas con el consumo del cigarro, sino que a iniciativas de prevención, como esta nueva ley. Y así, habrá más plata para otras enfermedades.  

Acá en Inglaterra, cada cajetilla sale $5.000 pesos. Con esa brutalidad de impuesto no se disminuyó significativamente el consumo. Sin embargo, la nueva ley, “the smoking ban”, que le llaman, ha sido la medida más efectiva para disminuir y prevenir el consumo de tabaco. Ni siquiera las autoridades de salud previeron que sería tan exitoso.

Cuando se anunció la ley, todos pensaron que los negocios nocturnos se irían a la chuña, que atentaría con una tradición de la cual los ingleses se sienten muy orgullosos y defienden a morir: su pub. Y no fue tan así. Hoy, el 2011, no se puede fumar en ningún recinto cerrado y público; o semi techado, o sea, por ejemplo, no se puede fumar en un paradero de micro. Y los pubs siguen llenos a tres años de la nueva ley. Se han tenido que avispar para que no les afecte el negocio. Es normal que los pubs que tienen patio, tengan un patio con estufas. No creo que sea lo más ecológico pero cumple la función. Y si no hay patio, la gente sale a la calle con su vaso y se aguanta el frío. Y eso en Chile, no es un problema, ¿cuantos meses al año te morirías de frío al salir a fumar?, 3, 4 máximo. Acá estamos hablando de más de la mitad del año en que la pensarías dos veces antes de sacar un cigarro.

Así que no sé de qué problema de idiosincrasia hablan los dueños de locales nocturnos. Si es por un bien mayor, si hay una ley, nos adaptamos, nos acostumbramos, así como nos acostumbramos a la restricción vehicular, por ejemplo, pero por favor, no tratemos el hábito de fumar como si estuviera escrito en el código genético.

Y debo aclarar que escribo como fumadora, ex-fumadora y fumadora reincidente. Y creo que una ley de prohibición así es lo mejor para los fumadores y no fumadores por igual.

Como fumadora, prefiero absolutamente llegar a la casa sin el pelo y la ropa pasada a cigarro.

Como fumadora, prefiero no amanecer con la garganta seca.

Como fumadora, me gusta saber que fumo menos porque estoy obligada a hacer el ejercicio de evaluar si quiero salir a cagarme de frío o interrumpir la conversación. Gracias a esta prohibición, me di cuenta que son pocos los cigarros que de verdad disfruto. Gasto menos plata y disfruto más mi vicio.

Como fumadora, me gusta saber que no invado a otras personas.

Como fumadora, disfruto los cigarros al aire libre.

Y finalmente mi peor experiencia. Embarazada, mi marido me invita al HBH en Irarrázabal, que es un recinto cerrado porque está con unos amigos a quienes me encantaría ver. Y yo no pude ir porque habría mucho humo. ¿Dónde estaba mi libertad ahí?

Artículo en The Independent “Smoking ban has saved 40,000 lives”

http://www.independent.co.uk/life-style/health-and-families/health-news/smoking-ban-has-saved-40000-lives-856885.html

Artículo de la BBC “Half 'are smoking less' since ban”

http://news.bbc.co.uk/1/hi/health/6949311.stm

Artículo de La Tercera “Empresarios nocturnos rechazan propuesta de ley del tabaco”

http://www.latercera.com/noticia/nacional/2011/01/680-339617-9-empresarios-nocturnos-rechazan-propuesta-de-ley-del-tabaco.shtml

5 comentarios:

  1. Que felicidad mas grande pensar en que podré ir a un local sin preocuparme de que me vayan a doler los ojos por el humo, que algún gil o gila me vaya a quemar con su cigarro sostenido coolmente hacia afuera, y poder llegar a casa sin sentirme como una colilla gigante. :')

    ResponderEliminar
  2. Hola Gabi:

    Fumo dos cajetillas al día, y estoy completamente de acuerdo contigo. Simplemente no hay que fumar en espacios cerrados... aprenderé a salir a la calle a fumarme mis puchos sin molestar a nadie.

    Ricardo

    ResponderEliminar
  3. Cuando estuve embarazada fuimos a Argentina, y fue un agrado disfrutar de excelente música en vivo y ¡nada de humo de cigarrillo! Es muy fome ir a una discoteque y pasarlo mal porque no aguantas tanto humo. Ojalá que este proyecto vea la luz. Un abrazo chungungos!!!

    ResponderEliminar
  4. Luchemos por los derechos de la gente SANA que no fuma :)

    ResponderEliminar
  5. Gracias por los comentarios Carola, Kyo1969cl, carmela, LotC... Ha sido un posteo exitoso :-). La raya para la suma parece ser que esta ley no sólo beneficiará a quienes no fuman sino a quienes fumamos también. Y nosotros fumadores tenemos que agradecer en vez de aporrear esta oportunidad porque fumaremos menos y lo disfrutaremos más, sin molestar al resto, sin andar pasado a humo, sin fumar cigarros extras, sin tentar a quienes están tratando de no fumar,etcétera. Gracias. GABY

    ResponderEliminar