jueves, 24 de marzo de 2011

Beneficios sociales (para parásitos)

Benefits Acá en Inglaterra está la embarrada. El nuevo gobierno conservador anunció hace ya un tiempo que recortará beneficios sociales porque les están saliendo demasiado caros. Han aumentado en un 45% en los últimos 10 años y le cuesta al gobierno, y más que al gobierno a quienes trabajan y pagan sus impuestos (“the tax payer”), 60 billones de libras al año (multiplíquelo por 800 y le sará un aproximado en pesos). Estos beneficios, creados para garantizar un sistema justo e igualitario para evitar la pobreza y malas condiciones de vida, se les fueron de las manos.

En mi mundo ideal, quiero igualdad de oportunidad para todos y que no haya pobreza. Una de las cosas que uno admira de Inglaterra es eso, ver salud y educación de calidad gratis (un poco burocrática y engorrosa la salud acá debo decir), la mejor educación superior subvencionada (para residentes; hasta el momento estudiar acá es más barato que en Chile, pero se acaba de votar a favor de eliminar el subsidio por lo que la educación se triplicará en los próximos años), y no ver pobreza en la calle con un sistema de subvenciones y beneficios que mantiene la pobreza al límite.

Y estos beneficios sociales ya se los quisiera uno. Unos pocos ejemplos (y los puse en plata chilena para hacerlo más fácil): 

Child Benefit (Beneficios por hijos) $16.000 (pesos chilenos) por primer hijo y $11.000 por los siguientes hijos, a la semana, independientemente de cual es el ingreso familiar. Es decir, una familia de tres hijos, recibiría más o menos $152.000  al mes por concepto hijos. En el nuevo plan, se excluirán a las familias que estén en el quintil más alto de ingreso.

Health in Pregnancy Grant (subsidio de embarazo): $180.000 para todas las mujeres embarazadas para gastos asociados con el nacimiento de un hijo. En el nuevo plan, este subsidio se eliminará.

Housing Benefit (Beneficio habitacional): si por bajos ingresos una persona no puede pagar arriendo, el gobierno le facilita una vivienda dependiendo de las necesidades (amoblada o no, 1,2 o 3 dormitorios) gratis o con muy bajo costo y sin impuesto.

Incapacity Benefit (Beneficio de discapacidad): entre $50.000 y $70.000 a la semana para las personas que no pueden trabajar por alguna enfermedad o discapacidad por el tiempo necesario. Por ejemplo, una persona que no puede trabajar por tener depresión u obesidad recibiría del estado aproximadamente $280.000 pesos al mes. En el nuevo plan, esto se revisará y disminuirá un poco.

Jobseeker’s allowance (subvención para desempleados): Entre $40.000 y $53.000 por semana para quienes están desempleados o trabajen menos de 16 horas a la semana. Esto es aproximadamente hasta $250.000 pesos al mes.

Así las cosas, una persona desempleada con tres hijos podría recibir semanalmente $91.000 sin pagar arriendo, al menos $360.000 pesos al mes.

Suena bien, ¿o no? En un mundo ideal, esto garantiza que todos tengan una vida digna mientras tratan de ganarse la vida y trabajar en un trabajo digno, que a los niños no les falte nada, que los enfermos y discapacitados puedan vivir bien a pesar de que su condición no les permita trabajar. Sin embargo, no es un mundo ideal, y el sistema de beneficios ha sido abusado hasta el colapso.

He leído y visto de todo y me consta que hay personas esforzadas que quieren lo mejor para ellos y para sus hijos. Pero también he visto la peste de aprovechadores de este sistema que viven y engordan con la plata de los “tax payers”, los que trabajan y pagan impuestos, que lo están llevando a su fin. Aprovecho de decir que me encanta que acá se use ese término “tax payer”, porque efectivamente es la plata de todos, el pozo común, y empodera mucho más a la gente a exigir que se utilice bien que  hablar del presupuesto del gobierno.

He visto (en televisión y diarios de todas las tendencias) a ingleses quejándose de que no hay trabajo, cuando se han creado 3.000.000 de empleos nuevos que se lo llevan inmigrantes, porque en la práctica prefieren vivir a costa de la plata de los impuestos, en vez de trabajar, porque la plata es casi la misma. Y lo dicen tal cual “¿para qué trabajo si el gobierno me da casi lo mismo? He visto mujeres de menos de 25 años con tres hijos, sin trabajo y rehusándose a emparejarse para así recibir más plata del gobierno. He visto familias con 10 hijos, que tienen hijos para no trabajar y que viven en casas enormes que les da el gobierno. He visto parejas que no trabajan que viven separadas para recibir más beneficios. He leído en diarios más populares historias donde se denuncia los viajes que se pegan algunos beneficiados o la piscina temperada que tenía en su casa una ñora beneficiada (tontamente esto lo hacen público ellos mismos via redes sociales). He visto obesos que no han trabajado en años, que cuando vuelven a trabajar se deprimen y entran en un círculo de no trabajar y vivir a costa de los demás. He visto personas que por los beneficios de discapacidad no han trabajado en 30 años y que cuando quieren volver les es imposible encontrar trabajo, así que siguen pidiendo ayuda al gobierno.

cameron_benefits

No soy de derecha, ni simpatizante de gobiernos conservadores, pero acá apoyo totalmente al Primer Ministro. Porque hay que entender que la igualdad debería ser un derecho pero con responsabilidades. Este es un país del primer mundo y hay oportunidades, ¡incluso hay beneficios que te pagan hasta el viaje al lugar de una entrevista de trabajo! A uno como tercer mundista lo que le da pudor es eso: que existan todas las oportunidades y no sean aprovechadas, que se pierdan (es por eso que sin justificarlo, entiendo que tanto sinvergüenza no pague el transantiago, si un pasaje en micro ida y vuelta es el 0,4% de un sueldo mínimo). Un niño que nace tendrá salud de calidad, escolaridad de calidad, actividades estímulantes gratuitas (hay parques en todas partes, por ejemplo), pero no llegará a ninguna parte si sus padres son unos parásitos que seguramente viven en un condominio con más parásitos. ¿Que modelo tendrá ese niño?

La única historia que me ha convencido de manera positiva fue una madre que tuvo 10 hijos y vivió del “tax payer” todo ese tiempo y cuando ya el último niño entró al colegio, ella decidió estudiar para ser matrona (algo de crédito hay que darle si parió 10 veces) para devolver la mano. Lamentablemente he leído pocas historias como la de ella.

Lo que da rabia es que hay personas que sí se verán perjudicadas con los recortes, como por ejemplo, personas mayores que a su edad ya les cuesta más encontrar trabajo o personas que de verdad están discapacitadas y no tienen vuelta en el mundo laboral. Y colorín colorado, las oportunidades y la igualdad se han acabado.

Sr. Cameron, yo lo apoyo en esta.

Algunos artículos:

Artículo sobre personas on benefits del Daily Mail: http://www.dailymail.co.uk/news/article-1323041/Mother-4-bedroom-home-state-says-work-doesnt-pay.html

http://www.dailymail.co.uk/news/article-1290163/Too-ill-work---grab-alligator-Disabled-soldier-claimed-17-000-benefits-caught-holiday-snap.html

http://www.dailymail.co.uk/news/article-1362727/Taking-dip-benefits-The-council-house-pool-garden.html

Artículo sobre el colapso del sistema de beneficios sociales: http://www.economicvoice.com/the-uk-benefits-system-is-broken/5006821#axzz1CeQtaE1j 

Artículo sobre los costos de los beneficios: http://www.bbc.co.uk/news/uk-politics-11466178

1 comentario: